Hace unos días finalizó la temporada de fútbol 7 que se juega el “estadio de La Farga Arena”, con un gran éxito de participación (más de 150 deportistas).

De la liga regular quedó campeón el equipo del “Liverpool”, que sólo perdió un partido. Es un equipo formado íntegramente por antiguos alumnos, que además son padres, y que también lograron el trofeo de la copa. El equipo “Quasibons”, anterior campeón, recibió el trofeo al equipo más deportivo, arrebatándoselo al clásico ganador, “Inter”.

La liga regular no se resolvió hasta la penúltima jornada pero la competición por la Copa estuvo más igualada y las semifinales y finales se resolvieron por penaltis.

Hay que destacar el notable descenso de tarjetas este año, así como el buen ambiente que se crea y que tuvo su colofón en la cena de entrega de trofeos.

Ahora, a ponerse en forma en verano para la próxima temporada, quién sabe si ya sobre césped.